Indudablemente  que para poder sobrevivir veinticuatro-siete en al mundo laboral actual, todos tenemos que hacer bastantes ajustes y sacrificios. Yoga ha parecido una excelente opción para poder adaptarnos, sin embargo, no a todos les encantaría estar en mayas o pantalones cortos frente a su jefe.

Esto presentó un reto interesante para Roberto Recillas, Fundador de OM Vedanta, quien desde hace mas de 10 años decidió crear Yoga Corporate Resources, un apartado especial, que adapta esta milenaria disciplina para llevarla al área de trabajo. La primera pregunta que surgió fue ¿Porque se necesitaría yoga dentro de la oficina? La respuesta fue obvia en un inicio, ayudar al Control de la ira y el estrés, aprender a Meditar y mejorando los resultados y tener un espacio de Yoga en la oficina: 30 min. de energía.

 

Roberto Recillas ha crecido en una familia que practica yoga desde antes de su nacimiento, ha participado en programas de capacitación y formación de instructores en varios estados de la república, por lo que se ha dado de la necesidad de profundizar la práctica y adaptarlo a otros modelos como la oficina. “Sabiendo que los beneficios del yoga son tan bien conocidos, quería entender los problemas comunes de los trabajadores y poder brindar estos recursos para mejorar su rendimiento profesional, personal y su vida en general”, mencionó Roberto Recillas. Así que cambio los métodos tradicionales de la práctica del yoga, que podía ir desde una hasta tres horas.

 

 

El primer cambio fue adaptar la práctica de duración de 30 min.

 

Para evitar que el tiempo se desperdiciara, en la segunda adaptación se tiene la opción de hacer el ejercicio con tu ropa de oficina, si, como lo lees… No más ropa especial de yoga. Se logró crear un método a través del cual se adaptaran las posturas al lugar donde trabajas. “La gente está “ocupada”, se pide mucho si quieres que abandonen su puesto a media jornada de trabajo; incluso cambiarse de ropa dos veces, acomodar el tapete y hacer toda la preparación toma mucho tiempo”, menciona el director

 

“Aunque la forma tradicional de hacer yoga se haya modificado, la esencia está profundamente arraigada en las enseñanzas y tener una clase de 30 min a la mitad de la jornada regresa el espíritu de trabajo, mejora la atención, elimina el estrés y mejora los resultados”

 

Yoga es… un recurso corporativo.

 

Al reconocer los beneficios obtenidos en empresas de gobierno como el Senado de la República, universidades, centros médicos y empresas particulares han decidido formar parte de esta gran campaña de conciencia para el desarrollo empresarial.

 

En cada sesión, aprenden pranayama, que es el control de la respiración para calmar la mente y tener la capacidad de controlar emociones para enfocarse; asanas, actitudes y posturas físicas para aumentar la flexibilidad física y mental reduciendo la tensión, y dharana, la primer forma de meditación… la concentración activa.

 

¿Te gustaría conocer esta herramienta más de cerca y ver como tus empleados se transforman? Acompáñanos en este descubrimiento con una clase muestra gratuita dando click AQUÍ.

 

Nos vemos en la cima

Roberto Recillas

Simpleness Master