Podemos divertirnos un poco con el ingenio que ofrece la psicología, ya que tiene técnicas que nos permiten conocernos y a la gente, o dicho de otro modo, recursos que nos ayudarán a tener una ventaja sobre los demás. A veces, puede ser que sean simples posturas del cuerpo o incluso como tener una sonrisa de vez en cuando. ¿Qué pasa en realidad en la cabeza de las personas?

 

 

Lee y practica estos tips psicológicos que te sorprenderán:

 

  1. ¿Quieres saber cuáles son las relaciones más cercanas? 

Cuando un grupo de personas se ríen, cada uno hace contacto visual con el que se sienten más cercano o empático. Así pues, si quieres saber quién está más cerca de alguien sólo hay que mantener un ojo en todo el mundo.

 

 

  1. Si tienes problemas para despertarte.

Si tienes problemas para despertarte en la mañana a pesar de utilizar una alarma, intenta gritar ¡Si! ¡Si! ¡Si!… Esto funciona. Inténtalo en la siguiente mañana, intenta despertar con la ayuda de un despertador, cierra tus puños, respira profundo y grita ¡Si! ¡Si! ¡Si!. Eso es todo lo que necesitas para despertar con la mejor actitud.

 

 

  1. ¿En verdad ponen atención cuando hablas?

Mientras hablas con cualquier compañero de trabajo o cualquier otra persona, simplemente nota la dirección de sus pies. Si sus pies se apuntaron hacia ti, les gusta hablar y existe interés en los que le estas platicando. Si no es así, seguramente existe desinterés.

 

 

  1. Generando compromiso.

Las personas son más propensas a hacer lo que dices si se les da una tarea más simple primero. ¡Sí!  Este es un truco muy utilizado.

 

 

  1. Adiós estrés.

Cambia tu postura. Esta una de las formas más eficaces para dejar de lado el estrés. Los aspectos físicos son muy importantes. Lo que ocurre es que el estrés viaja desde tu mente y se transfiere a tu cuerpo mientras. Lo mismo se puede realizar de forma inversa.

 

 

  1. ¿Enojado o enojada?

Usa los espejos para controlar tu mal humor. Los que trabajan en los centros de atención al cliente pueden saber sobre esto. Pon un espejo detrás del mostrador. Cada vez que se acerca un cliente enojado tendrá que verse a sí mismo en el espejo mientras se habla, inconscientemente hará que disminuya, porque nadie quiere verse a sí mismo como tonto.

 

  1. ¿Miedo en las entrevistas? Tú tienes el control.

Sólo repite lo siguiente:

  1. Yo conozco perfectamente a estas personas (los entrevistadores) de toda mi vida.
  2. Sólo somos viejos amigos poniéndose al día.
  3. No puedo esperar a verlos.

 

 

Esto funciona porque estos mensajes se han registrado en tu mente subconsciente y por lo tanto evita que sientas nervioso.

 

 

  1. Evita ser reactivo.

La próxima vez que una persona esté enojada y te grite, sólo mantén la calma. Si te enganchas solo terminarás más enojado y ellos lograrán su objetivo. Te darás cuenta que con el paso del dialogo tendrán que bajar su molestia porque no encuentran respuesta.

 

 

  1. Hable contigo mismo y se sentirá un cambio en tu personalidad

¿Llegó el tan odiado lunes? ¿O te sientes triste por alguna razón? Sólo di a ti mismo – ¡Soy impresionante! o cualquier pensamiento positivo. Con el tiempo, tu cerebro va a terminar creyendo lo que sea que le hayas dicho y se sentirá bien.

 

 

  1. ¿Quieres sentir más confianza? 

Sólo ponte de pie con las manos dentro de sus bolsillos y la cabeza hacia lo alto. Puede sonar como un cliché, pero éste tip te sorprenderá dándote la seguridad que te falta.

 

 

  1. Evita decir  ‘yo creo…’ con demasiada frecuencia.

Es uno de los signos que demuestran poca confianza hace que se vea que dudas de ti mismo.

 

 

  1. ¡A limpiar la casa!

Limpia tu casa para dejar ir cualquier tensión que tengas en tu vida. Parece broma, pero hay estudios profundos al respecto que datan de miles de años atrás como el feng shui.

 

 

  1. Sonríe… siempre.

Te hace sentir bien contigo mismo y los demás. Hace que la gente como tú se acerque.

 

 

  1. Acostúmbrate a recordar los nombres.

Digamos que conoces a una persona por primera vez y preguntas su nombre para conseguir esa conversación de inicio. Recuerda su nombre y la próxima vez que la veas llámala por su nombre. Esto hará que se sienta especial.

 

 

  1. ¿Te pone nervioso llegar tarde?

¡Sí! Solo existe una manera de superar esto. Entra como si todo el mundo te estuviera esperando, sonríe y siente como si conocieras a todos.

 

 

  1. Haz preguntas abiertas en cualquier conversación.

Para que una conversación fluya sin problemas y para mostrar a otra persona que estás interesado, haz preguntas en las que la persona tenga que elaborar respuestas y mira a los ojos.

 

 

  1. Evita contradecir… complementa.

En lugar de contradecir lo que dice una persona intenta hacer un comentario con respecto a lo que dijo y utiliza frases como “estoy de acuerdo con lo que dijo y también me gustaría…” y algunas similares.

 

Muy bien ahora no crean nada de lo que les dije, ponlo en práctica y comenta tus resultados.

 

Te gustaría conocer esta herramienta más de cerca y ver como tus empleados se transforman? Acompáñanos en este descubrimiento con una clase muestra gratuita dando click AQUÍ.

 

Nos vemos en la cima

Roberto Recillas

Simpleness Master