Indudablemente  que para poder sobrevivir veinticuatro-siete en al mundo laboral actual, todos tenemos que hacer bastantes ajustes y sacrificios. Yoga ha parecido una excelente opción para poder adaptarnos, sin embargo, no a todos les encantaría estar en mayas o pantalones cortos frente a su jefe. Esto presentó un reto interesante para Roberto Recillas, Fundador