Mejora tu creatividad

¿Recuerdas aquel momento de tu vida que necesitas resolver un problema fastidioso, pero parece que tu creatividad se fue de vacaciones? Pues, déjame decirte que no eres a la única persona que le ha pasado, por lo que hemos preparado para ti una lista de seis sencillas maneras que te ayudaran a salir de esos momentos  en blanco.

 

Fingir ser otra persona, en otro lugar

 

Diversos estudios  han encontrado evidencia de que tenemos mejor creatividad en la resolución de problemas. En Programación Neurolingüística (PNL) y sus herramientas, el problema se elimina de nosotros a través de algo que llaman distancia psicológica. Puedes crear distancia psicológica proyectando el problema en el futuro, imaginando que se originan en un lugar muy lejano o pretendiendo que la persona que experimenta el problema no eres tú y en tu lugar está alguien completamente distinto.

 

Date tiempo para soñar despierto

 

Un estudio realizado por un grupo de investigadores estadounidenses y canadienses en 2009  ha encontrado que dejar vagar tu mente puede evocar un estado mental único, que permite a tu cerebro llegar a las ideas más creativas. Dejar vagar tu mente a menudo no es una elección consciente, simplemente sucede mientras estás realizando tareas menos importantes como cocinar, bañarte o cuidar tu jardín. Entonces recuerda en el momento que se empiecen a generar esos pensamientos darles rienda suelta.

 

 

Usa un mapa mental para encontrar nuevas ideas por asociación

 

Cuando se trata de desarrollar ideas creativas, la cartografía mental es una de las técnicas más conocidas en la actualidad y enseñadas con Roberto Recillas Simpleness Master Su investigación ha encontrado mapas mentales para ser eficaz cuando se trata de curar el bloqueo del escritor y creativas para resolver problemas de ideas, así como la generación, visualización y organización. Su estructura radiante te permite desarrollar nuevas ideas por asociación y añadir nuevas en cualquier lugar de tu mapa a voluntad.

 

 

Dar un paseo

 

Un reciente estudio de Stanford ha encontrado que caminar realmente mejora el pensamiento creativo. No se trata del cambio de escenario, por lo que no importa si caminas en una caminadora en tu oficina, en un parque o por el bosque. Según este estudio, “… Caminar abre la libre circulación de ideas,  es una solución sencilla y de gran importancia para incrementar la creatividad y aumentar la actividad física.”

 

Trata de trabajar en una cafetería o restaurante

 

Un estudio elaborado en el 2012 ha encontrado que un moderado nivel de ruido ambiental, que se puede encontrar en una cafetería, bar o restaurante tranquilo, por ejemplo, mejora el rendimiento en tareas creativas.

Los investigadores teorizan que “… un moderado nivel de ruido ambiental induce al tratamiento o procesamiento de las dificultades, que activa la cognición abstracta y, en consecuencia, mejora el rendimiento creativo.”

 

Ayuda a tus amigos

 

En su libro “La colaboración creativa” la Dra. Vera John-Steiner concluye que “los seres humanos, son creativos, entran en sí y maduran en su relación con los demás. Las nuevas habilidades se adquieren, los participantes desarrollan aspectos hasta ahora desconocidos de sí mismos, y aumentan su repertorio de expresión cognitiva y emocional.” Ella concluye que “las interacciones sociales son fundamentales”, porque” proporcionan un oído que no juzga a las ideas emergentes.”

 

Así que la próxima vez que tengas un problema que requiere una solución creativa, toma tu portátil, a un amigo y llega a la próxima cafetería. Externa tu problema a otro momento y lugar lejano. A continuación, abre tu mapa mental y comienza a anotar tus ideas. Si eso no funciona, sal a caminar o inicia una tarea servicial, como lavar los platos, y simplemente deja vagar tu mente.

 

 

Te gustaría conocer esta herramienta más de cerca y ver como tus empleados se transforman? Acompáñanos en este descubrimiento con una clase muestra gratuita dando click AQUÍ.

 

Nos vemos en la cima

Roberto Recillas

Simpleness Master