La importancia de invertir en Capacitación

 

“Si lo que se enseña en la escuela fuera un reflejo real de lo que se vive en la realidad… el mundo sería perfecto”

Roberto Recillas

 

Podemos atribuir el éxito de una organización a varios factores, pero el más importante es, sin duda, el capital humano. Son las personas las que innovan los procesos y los productos; los que interactuan con colegas y socios; y los que atienden a los clientes con excelencia. Invertir en programas de capacitación significa invertir en la formacion de tus empleados y, por tanto, en mejores resultados para tu organización.

 

Este término, capacitación, se utiliza con mucha frecuencia en las empresas y se definen como conocimientos teóricos y prácticos que incrementan y mejoran el desempeño de las actividades de los colaboradores dentro de una organización. En la actualidad es de vital importancia que exista  capacitación en las organizaciones porque contribuye a la adaptación de los paradigmas escolares a los de la empresa, así como al desarrollo de los colaboradores tanto personal como profesional.

 

Es importante que las empresas encuentren mecanismos que den a sus colaboradores los conocimientos, habilidades y actitudes que se requiere para lograr un desempeño óptimo. Por desgracia, el sistema educativo solo enseña información de cómo funcionarían las cosas en un “mundo ideal”. La sorpresa que se llevan la mayoría de los graduados, es que al momento de entrar a una nueva organización no saben cómo vestir sus conocimientos con la ideología de la empresa.

 

Cuando una capacitación es buena, se diseñan programas para transmitir la información relacionada a las actividades y desarrollar competencias de “cada organización”. Asi es, la capacitación debe ser adaptada a las necesidades de la empresa.

 

Mediante el contenido de éstos programas, los participantes no solo mejoran su vida profesional, sino que da recursos para poder llevar los esquemas aprendidos a su vida diaria; y “… hacer que los trabajadores satisfechos con su vida reflejen excelentes resultados en el campo laboral”, como menciona Roberto Recillas.  Por lo tanto, los colaboradores tienen la oportunidad aprender cosas nuevas, actualizar sus conocimientos, relacionarse con otras personas, en otras palabras, satisfacen sus propias necesidades, mediantes técnicas y métodos nuevos que ayudan aumentar sus competencias, para desempeñarse con éxito en su puesto, permitiendo a su vez a las organizaciones alcanzar sus metas.

 

El siguiente esquema muestra una forma comparativa de resolver las necesidades de capacitación sustentada en puestos y en necesidades.

 

 

En muchas organizaciones consideran a la capacitación como un gasto innecesario, dando por alto que ofrece resultados positivos y un aumento en la productividad y calidad en el trabajo; es decir, es una inversión que trae beneficios a los empleados y a la organización.

 

Alguno de estos beneficios son los siguientes:

  1. Mejora continuamente la imagen y la calidad de los productos y servicios delante del consumidor.
  2. Provoca un incremento de la productividad y calidad de trabajo
  3. Crea un clima de trabajo y confianza mutuo
  4. Aumenta la rentabilidad de la organización
  5. Desarrolla una alta moral en los empleados
  6. Ayuda a solucionar problemas
  7. Reduce la necesidad de supervisión
  8. Ayuda a prevenir accidentes de trabajo
  9. Mejora la estabilidad de la organización y su flexibilidad
  10. Facilita que el personal se identifique con la empresa

 

 

Por lo tanto la capacitación es un derecho y obligación del cuerpo empresarial, ya que es un factor importante que ayuda a ser competitivos y más eficientes, dando como resultado una mejora continua en la organización.

 

 

Te gustaría conocer esta herramienta más de cerca y ver como tus empleados se transforman? Acompáñanos en este descubrimiento con una clase muestra gratuita dando click AQUÍ.

 

Nos vemos en la cima

Roberto Recillas

Simpleness Master