Sin importar la edad, la educación o la actividad, a nadie le disgusta jugar. Ya sea en un juego de mesa simple o el de alta tecnología, la emoción del desafío, nuevos caminos para soluciones y metas nos hacen experimentar una nueva manera de aprender. Explorando el sistema a fin de ganarle a nuestros contrincantes.

 

Los juegos y simulaciones funcionan de una manera creativa y relajada los conceptos y situaciones de la vida cotidiana de los empleados. Es una forma diferente de comunicarse con tareas burocráticas o completamente nuevas y desafiantes, el desarrollo de habilidades y ser capaz de probar lo que funciona y lo que no en un ambiente seguro.

 

Tus empleados podrán disfrutar de aprendizaje con juegos que ya conoce. Pero, ¿qué tipo de juego utilizan? Esto varía de acuerdo a la opinión pública y los objetivos de aprendizaje. Enumeramos algunas sugerencias para ayudarte si es que te dedicas a la capacitación o simplemente quieres enseñarle algo nuevo a los empleados.

 

Juegos cronometrados y pruebas reflejas: se utilizan cuando el objetivo es fomentar el pensamiento rápido y pensar “fuera de la caja”.

 

Juegos multijugador: estos juegos son los más apropiados para promover la colaboración y el trabajo en equipo como el objetivo final del aprendizaje.

 

Las simulaciones, juegos de mesa y juegos de estrategia y de aventura: una excelente elección cuando la meta es fomentar la capacidad de los empleados para tomar decisiones o para levantar notas, preguntas, nuevas técnicas y tácticas.

 

Simulación “abierta”: no sólo respuestas o “bien y el mal”, este tipo de simulación es ideal para ensayos, estimular procesos creativos, cuestiones éticas, relación y también la lógica.

 

Flash de tarjetas: ideal para cuando los empleados tienen que retener información como las leyes, normas y fórmulas. Según el sitio de súper memoria, que se introdujeron en el aprendizaje del científico alemán Sebastián Leitner en la década de 1970. El sitio describe cómo el método funcionó: se cortan pequeñas tarjetas, cada una de las cuales contenía una pregunta en un lado y la respuesta en verso. Al leer la pregunta, la persona comprobó que sabía la respuesta. Si es así, la tarjeta fue trasladado a la baraja de cartas que se han estudiado; Ya no sabe la respuesta, la tarjeta fue al mazo de cartas que se revisará más adelante.

 

La lista anterior es un resumen de todo lo que se puede hacer para lograr la participación de los empleados en el entrenamiento de las actividades recreativas y placenteras, que también se puede combinar perfectamente en la búsqueda de objetivos diferentes. Pero siempre tener en cuenta que antes de elaborar una estrategia de juego, es necesario evaluar el perfil de sus empleados y los objetivos de aprendizaje.

 

Si tu empresa está buscando soluciones a trabajar para un alto rendimiento en un divertido, dinámico y eficaz, considere el uso de juegos como una estrategia para reinventar el negocio de compromiso de los empleados o desarrolla a personal específico para que realice esta tarea con Roberto Recillas Simpleness Master.

 

¿Te gustaría conocer esta herramienta más de cerca y ver como tus empleados se transforman? Acompáñanos en este descubrimiento con una clase muestra gratuita dando click AQUÍ.

 

Nos vemos en la cima

Roberto Recillas

Simpleness Master